Traducir

sábado, 26 de mayo de 2018

GRUPO PERAZA REALIZÓ CAMPAÑA EN PRO DEL CUIDADO AMBIENTA Y LA SEGURIDAD VIAL


Durante el mes de mayo el Grupo Peraza (Costa Rica), aliados estratégicos de ALSEV, viene desarrollando una siembra de árboles en las cuencas de ríos deforestados, actividad que tiene como objetivo concientizar a la comunidad y la sociedad en general sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y de las cuencas hídricas.


Además de enseñarle a estudiantes, escuelas de conducción y demás público acerca de mayordomía con nuestra tierra, es decir la ética de la gestión responsable de los recursos.

En esta actividad también se nombraron diferentes árboles con los nombres de las organizaciones que se hicieron participes y escucharon el llamado del Grupo Peraza, entre los cuales se puede resaltar el de la Asociación Latinoamericana de Seguridad Vial (ALSEV).


Para finalizar con esta campaña y seguir aportando a los temas de la movilidad segura, esta actividad se clausuró con la Campaña de Mayo Amarillo que busca educar y concientizar a la sociedad sobre la importancia de todos los actores viales.





Agradecemos al Grupo Peraza por ser parte de la familia ALSEV.

Jorge Peraza Gerente 
Más Información: http://grupoperaza.org/



MOVILIDAD EN PEQUEÑAS Y MEDIANAS POBLACIONES DE LATINOAMERICA



Es triste tener que dedicar una columna de opinión para dar a conocer lo que más habitantes de cada pequeña y media ciudad de nuestro continente cada día corroboran, LA MOVILIDAD ES MAS PARA LOS VEHICULOS QUE PARA LAS PERSONAS. Es triste decir lo que se sabe a ojo de buen cubero, pero esta es la obligación que se tiene cuando se trata de hablar de verdad y de frente.

Problemática Operativa de la Movilidad

Esta es la principal causa que tienen las pequeñas y medianas ciudades, la movilidad carece de presencia operativa en todos los niveles y poca señalización. Semáforos obsoletos, dañados, sin mantenimiento y lo más grave… Con el dinero para poder hacer un cambio de manera inmediata. A esto le sumamos la falta total de demarcación en las calzadas, no hay señalización horizontal, esta es muy importante porque con la demarcación de líneas y sus respectivos colores se identifican los sentidos viales, además, los pares, las líneas de pares, las zonas de pasos peatonales, los rectángulos anti bloqueo que se ubican en las principales intersecciones, las líneas separadoras de carril, las líneas que delimitan las calzadas y demás. Esta ausencia de señales es conjunta con la ausencia operativa de los agentes de tránsito en la vía, ya que estos están más enfocados en la sanción y no en la regulación operativa en las vías, pero sin ninguna autoridad y que son insuficientes a la hora de controlar tanto infractor. Los agentes de tránsito sin duda alguna, podrían realizar la tarea operativa en los cruces e intersecciones que están sobre las Avenidas principales de estas pequeñas y medianas ciudades, donde se nota claramente los problemas de respeto a la prelación de paso que se ordenan en el principio general y universal de Tránsito, pero si vamos más allá, pensar que la solución está en parar a un agente de tránsito 12 horas o su turno correspondiente sobre estas avenidas principales es de cierta manera suplir lo que por obligación DEBE HACER UNA POLITICA PUBLICA DE SEGURIDAD VIAL EN CADA PAIS GUIANDO A SUS PEQUEÑAS Y MEDIANAS CIUDADES  y que se lo debe ordenar la Ley en un código nacional de tránsito y su “CUMPLIMIENTO RÉGIMEN NORMATIVO. Las autoridades de tránsito velarán por la seguridad de las personas y las cosas en la vía pública y privadas abiertas al público. Sus funciones serán de carácter regulatorio y sancionatorio y sus acciones deben ser orientadas a la prevención y la asistencia técnica y humana a los usuarios de las vías.”

PURO ANUNCIO, PURO PAPEL, GLOBOS para BOBOS. Donde NO hay conocimiento, trayectoria y empeño, la cosa queda en NADA.... pero para eso se evalúan las gestiones, así que prepárense porque cada muerto vial, cada herido, cada accidente en estas pequeñas ciudades, es también la responsabilidad de la autoridad por su inoperancia y por la falta de dicha política pública de seguridad vial.



¿Dónde está en PLAN DE MOVILIDAD INTEGRAL DE ESTAS CIUDADES? ¿Dónde está el estudio técnico para la señalización de tránsito, incluidos los semáforos? ¿Dónde está el mapa de riesgo vial? ¿Dónde está en PLAN ESTRATEGICO DE SEGURIDAD VIAL? ¿Dónde está la política de atención y prevención de accidentes de tránsito? … si sigo la lista me quedo en donde esta tal cosa, y donde está la otra. Es hora de crear la VEEDURIA CIUDADANA para las secretarias de movilidad de todas estas pequeñas y medianas ciudades de Latinoamérica cumplan su función de controlar y salvar vidas en las vías.

Artículo elaborado por: Fabio Nelson Giraldo

           



domingo, 13 de mayo de 2018

Conozca 13 pecados capitales de la conducción

Por Juan Guillermo Moreno - Medio de Comunicación El Colombiano 
Desde no revisar adecuadamente el automóvil hasta cambiar de carril sin mirar el espejo, las faltas graves en la conducción están al orden del día entre el paisaje automotriz. Es entonces, hora de hacer un acto de contrición y arrepentimiento ante aquellas conductas que nos ponen en riesgo en las calles.
Al año mueren cerca de 1,3 millones de personas en todo el mundo por accidentes de tránsito, el 93% de ellos, en países con ingresos medianos y bajos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Por esto recopilamos algunos de los pecados que más cometen algunos conductores.
Pecados en ciudad
1. Hablar por el celular al conducir
No vale que existan los manos libres o que los automóviles modernos vengan equipados con sistema Bluetooth para comunicación inalámbrica por voz, la gente sigue poniéndose el celular en la oreja. Esto es grave porque el conductor resulta ocupando una mano que debería estar en el volante o distrayéndose en la pantalla, bien sea para revisar mensajes o enviarlos, y todo ello mientras el carro que conducen rueda. Estudios de la OMS de cuentan que el 11% de los conductores lo hace y que el riesgo de sufrir un incidente es cuatro veces mayor cuando se está distraído con dispositivos móviles.
2. Conducir con tragos y/o somnoliento
Parece mentira, pero hay quienes aun, incluso con la normatividad vigente, manejan borrachos. Conducir bajo los efectos del alcohol con una concentración en sangre mayor a 0,05 g/dl aumenta el riesgo de sufrir un accidente de forma significativa. La OMS recomienda incluso para los jóvenes una cifra inferior a 0,02 g/dl. Solo 34 países, el 29% de la población mundial, tienen leyes nacionales sobre la conducción bajo los efectos del alcohol en consonancia con mejores prácticas.
3. Usar el cinturón como adorno
Todavía, y casi 30 años después de su obligatoriedad, aun hay gente que sale tan ancha a conducir sin abrocharse el cinturón, el principal elemento de seguridad pasiva en un automóvil. Con este sistema en correcto uso, se pueden reducir hasta en un 50% las probabilidades de recibir impactos fuertes en colisiones en los ocupantes de los asientos delanteros y de un 25 al 75% en los de las plazas traseras.
Sí, atrás también hay cinturones de seguridad, y son para usarlos, sobre todo cuando viajan niños en sillas infantiles.
4. Vehículos sin sistemas de seguridad
Apenas recientemente las leyes colombianas reglamentaron el uso de sistemas de seguridad activa y pasiva en los automóviles que se comercializan en el país.
Siempre que vaya a adquirir un carro nuevo, verifique que tenga sistemas como las bolsas de aire (airbags), frenos antibloqueo (ABS) y, si se lo puede permitir, el control electrónico de estabilidad (ESC). Estos dispositivos salvan millones de vidas anualmente en el mundo.
5. Desconocer el uso de las direccionales
Desde los años de posguerra es obligatorio que todos los vehículos a motor tengan luces direccionales para prevenir a los otros conductores y peatones sobre maniobras que modificarán la trayectoria de los automotores que las encienden, sobre todo si son a último momento.
No obstante aún algunas personas, bien sea por pereza, olvido o desconocimiento, no las usan. En otros casos hay quienes piensan que el simple hecho de accionarlas les da derecho de efectuar un adelantamiento sin mirar atrás. ¿Y qué tal si viene un carro a mayor velocidad?
6. Ignorar los espejos del carro
El espejo en un vehículo no solo es para maquillarse o ver qué tan bien presentados estamos. Existen para verificar el entorno hacia atrás y los lados del carro o la moto y es requisito indispensable mirarlos antes de efectuar cualquier maniobra de frenado, reversa o cambio de trayectoria del automotor.
“La primera lección que se da en la primera clase práctica de conducción de vehículos es la de ajustar los espejos retrovisores, tanto los laterales como el interno. Sin tener estos elementos ajustados y conocer su uso, no se puede iniciar la marcha bajo ninguna circunstancia”, afirma el instructor de manejo Juan Carlos Tamayo.
¿Música y video?, sí, pero...
El instructor de manejo Rodolfo Velilla aconseja no conducir con la música muy alta: “Si la música a bordo excede los límites de decibeles permitidos, nos impedirá concentrarnos en lo que pasa en el exterior y podríamos no escuchar las señales de audio de advertencia de los otros actores de la vía. Lo mismo pasa con las pantallas de video, mejor dejarlas para los pasajeros de atrás y ojalá con audífonos para que no entorpezcan los sonidos propios del exterior”.
Y ojo a otro pecado, el de apartar la vista para sintonizar emisoras o conectar dispositivos externos.
7. Comer, beber, fumar mientras maneja
Ocupar las manos en menesteres que no sean los de agarrar el volante u operar los cambios, no están permitidos. Si comemos al conducir o tomamos bebidas apartando la vista del camino, incluso si fumamos, estaremos aumentando el riesgo de tener un incidente. Cualquier bebida o comida puede derramarse y provocar una distracción mortal. En una frenada, el cigarrillo puede caer en los pantalones o en el asiento y es allí cuando viene el descontrol.
8. No cuidar la cabeza de posibles impactos
Usar un casco de buena calidad al conducir una motocicleta puede reducir los riesgos de muerte en un 40 % y de lesiones graves hasta en un 70 %. La legislación colombiana tiene una normatividad específica para la calidad apropiada de los cascos que deben venderse oficialmente en el país. Invierta en un buen casco y además, abróchelo de manera adecuada, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte en un accidente.
Pecados por carretera
1. Olvidarse del mantenimiento y los papeles
Suele suceder que, una vez cumplido el periodo de las garantías de un vehículo, o incluso antes de este plazo, nos olvidemos de revisar adecuadamente el automotor cada cierto tiempo. Nos dedicamos solo a ponerle gasolina al tanque y si mucho a cambiar el aceite. A muchos no se les ocurre siquiera detenerse en una estación de servicio para comprobar la presión del aire de las llantas o si el carro aun tiene líquido refrigerante o cómo está el fluido y el estado de los frenos.
Con los documentos ocurre prácticamente lo mismo. Soat y revisiones tecnicomecánicas vencidas así como extintores o botiquines de viaje y ni qué decir de las pólizas de responsabilidad civil.
2. Salir de viaje sin planificación
Hoy, cuando hay tantos medios para enterarse de cómo están las vías por las que vamos a transitar a través de redes sociales, líneas telefónicas, aplicaciones, páginas web y noticias, la gente sigue saliendo sin consultar el estado de las carreteras. Busque información antes de salir, podría encontrarse con que hay un derrumbe en la carretera por la que pretende viajar o simplemente está bloqueada por arreglos.
3. Salir de viaje con Exceso de carga
Hay gente que cada vez que sale parece que va de trasteo llevándose media casa en el carro. Algunos hasta cargan equipaje sin un buen aislamiento.
Lo que no le cabe en el baúl lo deja suelto dentro de la cabina. Tenga cuidado con esta práctica, de esta manera el equipaje puede convertirse en proyectiles y en caso de un cambio de trayectoria o tener que frenar de emergencia puede causar heridas o golpes fuertes a los pasajeros. Además, un carro muy cargado afecta su peso final, su estabilidad y el consumo de combustible. Busque mejor viajar ligero de equipaje.
4. Conducir derecho y sin descansar
Mucha gente se va de viaje en su carro sin detenerse hasta llegar a su destino final. Parecen compitiendo en una carrera sin disfrutan el paseo en su obsesión por llegar primero o más temprano.
Esta actitud deriva en comportamientos erráticos al volante, imprudencias e irresponsabilidades. Es imperativo que en trayectos largos (más de tres horas), el conductor descanse (Ver Paréntesis).
5. Hacer uso del carril equivocado
La escasa formación de un grueso número de conductores les impide saber, por ejemplo, que el carril de la izquierda en una doble calzada es únicamente para adelantar y solo debe usarse sistemáticamente para hacer sobrepasos y así no obstaculizar el ritmo de quienes circulan a una velocidad superior a la de ellos. Recordemos que los vehículos de carga siempre deben ir por la derecha.
¿Sabe para qué fin son las líneas que hay trazadas en la carretera? Mucha gente desconoce este significado e ignora que la línea punteada es la que permite los sobrepasos y la continua es la que advierte que mejor nos mantengamos en el carril, pues la distancia para pasar otro vehículo no es adecuada ni segura.
Recuerde siempre conducir de forma preventiva, ceda el paso, respete los límites y cuide su vida y la de los demás. Arrepiéntase de las malas conductas y crea en el evangelio de las leyes de tránsito, pues un pecador menos es una vida más.
En el mundo los microsueños son responsables del 15 al 33 % de los accidentes mortales, según estadísticas del CDC (Centro para el control y la prevención enfermedades) de Estados Unidos.
Los periodos de somnolencia crónica de aproximadamente cinco segundos, parecen poco, pero no lo son. Piense que si usted está conduciendo a 60 kilómetros por hora, en cinco segundos habrá recorrido por lo menos 100 metros, y probablemente el vehículo estará sin control.
Evite dormirse en carretera duermiendo bien antes del viaje; alimentándose de cosas livianas de forma fraccionada; abriendo la ventanilla de su auto y anticipándose y programe alarmas si usted va a hacer un viaje más largo de 200 kilómetros.

ALSEV HACE PARTE DE LA CAMPAÑA MAYO AMARILLO

El Movimiento  de mayo Amarillo  nace con una propuesta:  llamar la atención de la sociedad a la alta tasa de muertes y lesiones en el tráfico en todo el mundo.

El objetivo del movimiento es una acción coordinada entre el Poder Público y la sociedad civil. La intención es poner en pauta el tema seguridad vial y movilizar a toda la sociedad, involucrando a los más diversos segmentos: órganos de gobiernos, empresas, entidades de clase, asociaciones, federaciones y sociedad civil organizada para, huyendo de las falacias cotidianas y habituales, efectivamente discutir el tema, comprometerse en acciones y propagar el conocimiento, abordando toda la amplitud que la cuestión del tránsito exige, en las más diferentes esferas.




SOBRE LA DÉCADA DE ACCIÓN PARA LA SEGURIDAD EN EL TRÁNSITO

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha editado en marzo de 2010 una resolución en la que se establece el período de 2011 a 2020 como el "Decenio de Acciones para la Seguridad en el Tráfico". El documento fue elaborado sobre la base de un estudio de la OMS (Organización Mundial de la Salud) que contabilizó en 2009 cerca de 1,3 millones de muertes por accidente de tránsito en 178 países. Aproximadamente 50 millones de personas sobrevivieron con secuelas.

Son tres mil vidas perdidas por día en las carreteras y calles o la novena causa de muertes en el mundo. Los accidentes de tránsito son el primer responsable de muertes en el rango de 15 a 29 años de edad; el segundo, en el rango de 5 a 14 años; y el tercero, en el rango de 30 a 44 años. Actualmente, estos accidentes ya representan un costo de 518.000 millones de dólares al año o un porcentaje entre el 1% y el 3% del PIB (Producto Interno Bruto) de cada país.

Si no se hace nada, la OMS estima que 1,9 millones de personas deben morir en el tránsito en 2020 (pasando a la quinta mayor causa de mortalidad) y 2,4 millones, en 2030. En ese período, entre 20 y 50 millones de las personas sobrevivir a los accidentes cada año con traumatismos y lesiones. La intención de la ONU con la "Década de Acción para la Seguridad en el Tráfico" es ahorrar, por medio de planes nacionales, regionales y mundiales, cinco millones de vidas para 2020.

viernes, 11 de mayo de 2018

INICIATIVA I-Lab Paraguay - Concurso Rodando Ideas

Sobre la iniciativa

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) está impulsando las capacidades para la promoción de la innovación social a través de la creación del “I-Lab Paraguay”, una plataforma de innovación para abordar problemáticas sociales mediante la cooperación público-privada-comunidad. El objetivo es involucrar a los beneficiarios (los ciudadanos) en la identificación y priorización de los problemas e inspirar el desarrollo de innovaciones sociales. En el I-Lab Paraguay, están involucrados los principales actores del sistema nacional de innovación del país.




miércoles, 9 de mayo de 2018

El casco previene el 44% de las lesiones en la cabeza


El equipamiento de protección ayuda a los conductores de motocicletas y ciclomotores a reducir la gravedad de un accidente. Sin embargo, éstos suelen subestimar los daños que se pueden producir y las ventajas de un buen equipo de protección. A diferencia de los conductores de turismos, disfrutan de la sensación de conducir al aire libre, pero están más desprotegidos en caso de accidente.

CASCO
Según la OMS, el casco reduce el número y gravedad de las lesiones. En accidentes graves, el 20% de los cascos salen despedidos debido a la elección de tallas inadecuadas o a no encontrarse bien abrochados. En cualquier caso, deben llevar una etiqueta de homologación ECE bien visible; cubrir la frente por encima de las cejas; no moverse, ni caer sobre los ojos o la frente; no obstaculizar la visión periférica; y si se llevan gafas, no presionarlas ni reducir la visibilidad. Es indispensable abrochárselo adecuadamente y nunca reutilizarlo después de haber sufrido un impacto violento..
PANTALONES
Las piernas del motorista son la parte del cuerpo más expuesta al impacto en caso de accidente. Según el proyecto MAIDS (estudio en profundidad sobre accidentalidad de motos en Europa), el factor de protección entre un pantalón fino o intermedio (vaqueros, piel fina o nylon) y unos gruesos (kevlar -un tejido sintético-, piel o imitación) está entre el 65% y el 96% respectivamente.
GUANTES
Existen muchos tipos de guantes con espesor y peso diferentes. La diferencia entre un guante intermedio (vaquero, piel fina o nylon) y un guante grueso (kevlar, piel o imitación) es de 93%, del primero, frente a un 95% del segundo. Es importante que tengan un ajuste cómodo, que no resten habilidad ni sentido del tacto y, al mismo tiempo, que sean suficientemente gruesos y protejan.
CHAQUETA
Mejor las de piel o kevlar que las de algodón. Y mejor de colores vivos para que sean percibidos por otros usuarios de la vía. Deben estar bien ajustadas para mantener los protectores de impacto en su sitio. Una chaqueta fina e intermedia tiene un factor de protección de 69%, mientras una chaqueta gruesa alcanza el 92%.
BOTAS
En general, la función del calzado de motorista es proteger pies y tobillos sin restar movilidad al piloto en el manejo de la moto. Las botas pueden estar hechas de cuero u otros materiales textiles. Llevar un calzado fino como zapatos de calle, mocasines o zapatillas de deporte, según el MAIDS, proporciona un factor de protección del 46%. Unas botas de motociclista, un 93%.
OTROS
Hombreras, coderas y rodilleras (deben estar integradas en el traje, de material plástico acolchado y elástico para facilitar el movimiento); espalderas (protección contra lesiones de columna); protectores (que disminuyen las heridas provocadas por impacto o abrasión y reducen la gravedad de las lesiones), faja (si se hacen viajes largos dará descanso a la zona lumbar) o gafas y viseras (aseguran un buen campo de visión en cualquier situación climatológica, además de proteger contra insectos u objetos despedidos por otros vehículos).

Efecto sobre los accidentes
 La ropa de protección para motoristas reduce las lesiones en caso de accidente entre un 33-50%. La mayor protección (50%) la ofrecen los guantes. Así lo asegura el Manual de Seguridad Vial, elaborado por el Instituto de Economía del Transporte de Noruega, que evalúa la efectividad de las medidas en la prevención de accidentes. Respecto al casco, el estudio afirma que previene un 44% de las lesiones en la cabeza. En concreto, un 3% las lesiones mortales; un 17%, las lesiones graves; y un 80%, las leves. Además, la introducción del casco obligatorio ha reducido el número de lesionados en un 25% entre ocupantes de ciclomotores y motocicletas.

sábado, 5 de mayo de 2018

¿Y NOSOTROS, Y ELLOS, Y USTED Y YO... QUÉ?


Este título obedece a un llamado que desde esta columna a TODOS los que nos llamamos Actores del Tránsito a repensarnos, a reorganizarnos, a redirigir nuestro comportamiento en las vías, en lo que hacemos a diario que no solo compromete nuestra propia seguridad sino la de los demás, la del otro. A propósito, la OMS (Organización Mundial de la Salud sigue insistiendo en lo que ya hace varias décadas se pronosticó en relación a los siniestros de tránsito o viales, que hoy es la tercera causa de muerte violenta en el MUNDO y con un resumen nos resume una realidad que nos alarma a todos y que debe llevar a que tomemos acciones de inmediato para reducir de una vez por todas las víctimas fatales causadas por los MAL LLAMADOS ACIDENTES DE TRÁNSITO.

Por eso el título, ¿Y nosotros, y ellos, y usted y yo... qué?, en virtud que la movilidad es un acto inherente del ser humano y que se tienen buenas razones para desplazarnos a diario de un lugar a otro, la premisa que hoy debe quedar en la conciencia de nosotros, de ellos, de usted y mía; es una muy simple es que, así como es de importante llegar al lugar de destino, es aún más importante LLEGAR A SALVO, O MEJOR, LLEGAR SEGURO y en este sentido la pregunta es directa… Cuantos actos inseguros podría usted o podría yo contabilizar a diario al momento de ser ACTOR DEL TRÁNSITO y que a cada instante compromete no solo nuestra seguridad sino la del otro y que a la postre pudiéramos ser víctimas o victimarios de un siniestro de tránsito. El llamado que hoy la OMS nos hace referencia es a REDUCIR LA VELOCIDAD, y yo le agregaría que no solo al vehículo sino a nuestros impulsos, porque si bien la OMS describe esta acción como una de las principales causas de los MAL LLAMADOS ACCIDENTES DE TRÁNSITO podríamos agregar o apoyar que el exceso de velocidad no es un accidente, es un acto que solo es responsabilidad humana y que es totalmente PREVENIBLE.

“Si reducimos la velocidad, respetamos los límites de velocidad apropiados para cada vía y no viajamos a una velocidad excesiva, conseguiremos que las carreteras sean seguras para todos. Para los niños que van al colegio, para las personas mayores que cruzan la calzada, para los trabajadores que se desplazan en automóvil hasta sus lugares de trabajo y para todos los usuarios de la vía pública en general. La velocidad excesiva es uno de los principales factores de riesgo. Cuanto mayor sea la velocidad, mayor será el riesgo de sufrir un accidente de tránsito y mayor será la gravedad de las consecuencias del mismo. La velocidad excesiva también afecta al resto de usuarios de la vía pública, como los peatones o los ciclistas. Reducir la velocidad significa aumentar la seguridad.”   

¿Y nosotros, y ellos, y usted y yo... qué? NOS COMPROMETEMOS O NO… LA SEGURIDAD VIAL ES UN MUNDO DE TODOS, por lo mismo cada acto que propenda y este dirigido a mitigar los riesgos en la vía, redunda directamente en la política de CERO MUERTES EN LAS VÍAS y que todos los que trabajamos en la Seguridad Vial debemos llevar como uno de los elementos más relevantes de nuestra praxis.

Artículo elaborado por: Fabio Nelson Giraldo

martes, 1 de mayo de 2018

¿Cuál es el futuro de la movilidad en América Latina y el Caribe?


La adopción de alternativas diferentes a los modos de transporte tradicionales en América Latina y el Caribe es un fenómeno creciente en varias ciudades de la región. Es muy probable que en los próximos años haya una evolución del concepto de propiedad de un vehículo (vehicle ownership) hacia el uso del mismo (vehicle usage), donde las personas utilicen el vehículo como un medio de transporte complementario (y no primario como es actualmente en muchos casos). Este cambio de paradigma en la utilización del auto propio se da en combinación no sólo con los distintos medios de transporte público, sino con los distintos servicios emergentes ofrecidos por los nuevos modelos de negocio de movilidad en la región, siendo el más importante de ellos el vehículo compartido (sharing models). Alternativas como la bicicleta compartida (bike sharing), el auto compartido (car sharing) y viajes compartidos ride sharing han sido los modelos más adoptados en la región.
Buena parte de las capitales y principales ciudades en América Latina y el Caribe ofrecen ya una alternativa de bike sharing donde los usuarios pagan una cuota anual por la utilización de bicicletas que se comparten entre todos los ciudadanos registrados. Actualmente más de 20 ciudades en la región cuentan ya, o están en etapa de planeación de sistemas de bicicletas compartidas, que incluso se expanden a motocicletas eléctricas como eConduce en Ciudad de México Los modelos de negocio de bicis compartidas en la región son también un ejemplo de la colaboración existente y necesaria entre los sectores público y privado, para que la movilidad en las grandes ciudades sea integral y conectada para lograr la eficiencia de todo el sistema en el futuro. Además, para muchas de estas grandes urbes significa también un paso adelante en la promoción de la movilidad sustentable que es tan necesaria en las grandes ciudades de la región.
Empresas de ride sharing como Uber, Cabify, Laudrive y 99Taxi han expandido su presencia a lo largo de toda la región ofreciendo servicios de auto con chofer por demanda (on demand services), con modelos de negocio diferenciados en las distintas ciudades en las que operan. Es una realidad que la alta competencia entre las empresas participantes en este segmento está generando también distorsiones en precios y en mercados tradicionales como el taxi. Sin embargo, la mayor parte de las ciudades están generando sistemas regulatorios que permitan la coexistencia y reduzcan el impacto negativo de esta competencia, siendo los principales beneficiados los ciudadanos que cada día cuentan con mayores alternativas de servicios de movilidad y que, en algunas ocasiones se traducen también en menores tiempos y costos de traslado para ellos.
Por otro lado, el camino para los servicios de car sharing no ha sido tan exitoso y creciente como en los modelos de negocio mencionados anteriormente. Empresas como Carrot en Ciudad de México, Zazcar en Sao Paulo y Awto en Santiago se han enfrentado a distintos retos que han resultado en que el crecimiento en la adopción por parte de los ciudadanos sea moderado comparado a los servicios de bicicletas compartidas y ride sharing. Sin embargo, se espera que estas empresas sigan invirtiendo y que nuevos participantes se integren a este mercado. Empresas automotrices como Ford, General Motors y Audi están incursionando con programas piloto entre sus empleados, y es probable que en el futuro se expandan a ofrecer este tipo de solución de movilidad a distintas ciudades de la región, ya sea de manera directa o en asociación con las empresas que ya ofrecen este tipo de servicio. Ford ya tuvo el programa piloto GoDrive en Londres entre 2015 y 2016.
La optimización y eficiencia de estos nuevos modelos de negocio, así como la integración de los mismos con el resto de las soluciones de movilidad que existen en las ciudades, requieren de la utilización de herramientas tecnológicas que faciliten al usuario planear y programar de alguna manera sus trayectos de una manera rápida y eficaz. La utilización de estas plataformas se vuelve una herramienta clave en esta integración, a través de aplicaciones móviles. Aunque actualmente están en etapas iniciales, en la región ya se empiezan a utilizar como en el caso de tarjetas de pago único, que pueden ser utilizadas en los distintos medios de transporte (sobre todo público) y se espera que vayan evolucionando para incluir medios de transporte privado en el futuro.
Estas plataformas son un paso fundamental en la región para la adopción del concepto de Mobility as a Service (MaaS) que ya se observa en otras regiones del mundo y que permite planear la ruta más eficiente entre un punto A y un punto B, considerando medios de transporte públicos, privados y sustentables (ya que pueden incluir tramos de caminata y/o bicicleta). Además, permite hacer las reservas necesarias para completar el trayecto, por ejemplo, en servicios de car sharingride sharing u otros, y pagar todos los servicios involucrados en la ruta dentro de la misma aplicación. Proyectos como Tarjeta CDMX en Ciudad de México, Bilhete Unico en Sao Paulo y SUBE en Buenos Aires son los primeros intentos de integrar los distintos medios de transporte público de estas grandes urbes, y se espera que evolucionen en el futuro para integrar medios de transporte privado.
De esta manera, es evidente que el futuro de la movilidad esta alcanzado también a la región latinoamericana. Se espera que en el mediano plazo continúe incrementándose la adopción de nuevos modelos de negocio y plataformas tecnológicas que permitan hacer más eficientes los traslados de los ciudadanos, así como disminuir la congestión y otros problemas derivados de la movilidad. Sin duda, esto será una realidad en un mayor número de ciudades en la región hacia 2023. El futuro de la movilidad en América Latina y el Caribe es prometedor, pero se requiere también una amplia colaboración entre los sectores público y privado para lograr que así sea.
*Lorena Isla es Consultora y Directora de Investigación de Movilidad (Automotriz y Transporte) para América Latina y el Caribe en Frost & Sullivan, basada en la Ciudad de México. Lorena tiene más de 15 años de experiencia y ha participado en diversos proyectos sobre Mega Tendencias, Vehículos Eléctricos y el Futuro de la Movilidad en la región, entre otros temas. Lorena es economista por parte del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Trabajo en movimiento para ciudades que evolucionan



Soluciones unificadas de comunicación para los espacios laborales que transforman la necesidad de desplazarse a los sitios de trabajo.

Se estima que para el año 2050 el 86% de la población de América Latina vivirá en ciudades; sin embargo, la proyección de crecimiento poblacional no necesariamente está alineada con el avance urbanístico de las ciudades, especialmente en temas de movilidad y transporte, lo que supone grandes desafíos para las organizaciones que esperen crecer su planta de empleados, y también para éstos, si es que quieren ser productivos y lograr balance con su calidad de vida.

La respuesta a los retos de movilidad urbana resulta estar en las soluciones de movilidad laboral que abren las nuevas tecnologías. A propósito, conversamos con Alejandra Ávila, Directora de Go to Market Programs de BroadSoft, especialistas en comunicaciones unificadas, sobre el panorama de movilidad urbana y teletrabajo.

¿Cuál es el panorama de movilidad de las ciudades latinoamericanas?

“En el caso de Colombia, particularmente en Bogotá, los desafíos del desplazamiento urbano hacen que la movilidad cada día se vislumbre como parte inminente en la evolución de la forma de trabajo.

Hay tres razones principales por las que la movilidad es una tendencia cada vez más fuerte:


1. Búsqueda de negocios: Las organizaciones deben salir en la búsqueda de nuevos mercados y/o clientes que les permitan crecer sus negocios, esto implica tener parte de sus colaboradores en el campo la mayor parte de su jornada laboral.

2. Reducción de costos operativos: Herramientas de movilidad permitirán que las empresas puedan ahorrar costos operativos directamente relacionados al hecho de que todos los colaboradores estén reunidos en una misma oficina, así como al pago de viáticos que tendrían que realizar para que el trabajador atienda reuniones de trabajo en otras localidades.


3. Mejorar la calidad de vida de los empleados: Brindarle a los colaboradores herramientas que les permitan trabajar desde cualquier lugar, estando siempre alcanzables y conectados con su red de trabajo sin que tengan que pasar muchas horas de traslado de un lugar a otro, se convierte en algo sumamente valioso sobre todo en las ciudades en donde las vías de la ciudad también han quedado cortas frente al aumento desmesurado de habitantes y cantidad de vehículos particulares.

América Latina vive un proceso de expansión en cuanto a la adopción de nuevas formas de comunicación y teletrabajo. De hecho, de acuerdo con un estudio reciente de GSMA, - la organización de operadores móviles y compañías relacionadas – el número de personas que utilizan dispositivos móviles crecerá en un 50 % para fines de esta década. Las repercusiones directas de esta tendencia se reflejarán en el aumento del crecimiento económico, la inclusión digital y el ahorro de tiempo en traslados.

América Latina se posiciona como la segunda región de más rápido crecimiento móvil en el mundo. Países como Brasil, Colombia, México y Perú agregarán millones de trabajadores móviles en los próximos años.


A su vez, se pronostica que el total de trabajadores móviles en la región se crecerá hasta 524 millones para 2020. Esto convertirá a América Latina en la segunda región de más rápido crecimiento global durante el período. 

Lo anterior hace destacar el valioso aporte socioeconómico de la industria de las comunicaciones móviles a los mercados de América Latina”.



¿Cómo el teletrabajo aporta a mejorar la movilidad de nuestras capitales?

“El hecho de que las dinámicas de las personas no estén regidas por un horario laboral estricto de entrada y salida logra eliminar las horas pico en la ciudad. Buena parte de los ciudadanos puede manejar su horario y días de visitas a la oficina, ayudando a descongestionar las arterias viales y rutas de transporte público.

A los beneficios de convivencia que las comunicaciones unificadas aportan, se le suma el impacto ambiental: si las personas no tienen que salir todos los días a la oficina, en la calle habrá menos vehículos y eso permitiría bajar los índices de contaminación de manera importante”.